[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 76: Los cielos proclaman la gloria de Dios
Kantata 76: Die Himmel erzählen die Ehre Gottes
Cantata Religiosa Compuesta en

Es esta la segunda de las dos cantatas que Bach compuso para los dos primeros domingos después de la Trinidad de 1723. No menos imponente que la anterior, se asemeja a ella en varios aspectos formales y estilísticos. Como la 75, se divide en dos partes de siete movimientos cada una. La primera comienza con un coro en forma de preludio y fuga; y la segunda con una sinfonía. Y el coral conclusivo de la primera se repite al final de la segunda.

El texto de la 76, inspirado en el Salmo 19, fue escrito probablemente por Christian Weiss, pastor de Santo Tomás y amigo de Bach. La partitura incluye cuatro solistas vocales, coro, violín solista, dos líneas de violines, viola, viola da gamba, dos oboes, oboe d'amore, trompeta y continuo. El coro inicial se divide en dos secciones que corresponden a los versículos primero y tercero del Salmo. Después de una introducción orquestal, realzada por la trompeta, entra el coro sobre las palabras "Los cielos proclaman la gloria de Dios". Entre este coro y el coral conclusivo, Bach ubica dos arias (para soprano y para bajo) en medio de recitativos de gran riqueza expresiva. El aria de la soprano, con violín y continuo, exhorta a los fieles a que escuchen la voz del Señor. El aria del bajo, con trompeta, cuerdas y continuo, expresa, de acuerdo con el texto, el rudo contraste entre los idólatras y los creyentes, entre un mundo sombrío y otro iluminado por Cristo. El coral con que concluye esta primera parte musicaliza las palabras "Y así, con humilde corazón te ofrecemos esta plegaria".

La sinfonía que da inicio a la segunda parte es un trío para oboe d'amore, viola da gamba y continuo. El resto se ajusta al mismo plan de la primera: dos arias precedidas de recitativos. La primera, para tenor, traduce con vehemencia las palabras de un texto que en su parte inicial habla de las criaturas infernales y en la segunda comenta con dulzura el llamado de amor de Cristo. El segunda aria, para contralto, oboe d'amore. viola da gamba y continuo, es otra exhortación, esta vez a merecer con nuestros actos los dones de la fe. La armonización del coral conclusivo es, como dijimos, idéntica a la del coral de la primera parte



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved