[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 75: Los pobres serán recompensados
Kantata 75: Die Elenden sollen essen
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

El entusiasmo con que Bach asumió sus funciones como cantor de Santo Tomás de Leipzig, se refleja en las dos cantatas que preparó para los servicios religiosos de los dos primeros domingos después de la Trinidad de 1723 (30 de mayo y 6 de junio). Es como si ante la oportunidad que ahora tenía de consagrarse de nuevo a la música de iglesia, su fuerza creadora se hiciera más impetuosa.

En el catálogo las dos obras, con las que Bach inicia sus funciones e inaugura su primer ciclo anual de cantatas, aparecen con los números 75 y 76.. Cada una la dividió Bach en dos partes, a fin de que la primera se tocara antes y la segunda después del sermón. La primera parte de ambas comienza con un magnífico coro en forma de preludio y fuga y la segunda con una sinfonía. En la sinfonía de la 75, Bach confía a la trompeta la melodía del coral, que se apoya en rápidos pasajes de las cuerdas. Otra similitud entre las dos cantatas es que la primera parte de ambas concluye con un coral, con el cual termina también la parte segunda. En el coral con que termina la primera parte de la 75, Bach emplea la quinta estrofa del himno "Lo que Dios hace bien hecho está", cuya melodía reaparece en la sinfonía que sirve de preludio a la parte segunda. La orquesta de la cantata 75 incluye una trompeta, dos oboes, un oboe d'amore y cuerdas, más un fagot que dobla ocasionalmente otros instrumentos. Algunos sorpresivos cambios cromáticos y ciertas audaces armonías, más notorios en el recitativo para bajo y cuerdas, debieron asombrar a sus primeros oyentes. Como debieron deleitarlos también la dulzura del aria del tenor (con oboe y cuerdas) y la notable aria de la soprano, quien comparte su amable canto con el oboe d'amore.

Cada una de las dos partes de la 75 se divide en 7 movimientos: - I- Coro (Los pobres serán recompensados), Recitativo para bajo (¿A quien beneficia la majestad de la púrpura, siendo tan efímera?), Aria para tenor (Jesús mi única alegría), Recitativo para tenor (Dios abate y exalta), Aria para soprano (Acepto mi dolor con alegría), Recitativo para soprano (Dios nos concede la buena conciencia) y Coral (Lo que Dios hace bien hecho está); II- Sinfonía, Recitativo para contralto (Una sola cosa aflige al cristiano), Aria para contralto (Jesús enriquece mi espíritu), Recitativo para bajo (El que permanece fiel a Jesús), Aria para bajo (Mi corazón rebosa fe y amor), Recitativo para tenor (Pobreza que la riqueza no iguala) y Coral (Lo que Dios hace bien hecho está).



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved