[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 7: A las aguas del Jordán llegó Cristo Nuestro Señor
Kantata 7: Christ unser Herr zum Jordan kam
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Escrita para la Fiesta de San Juan Bautista de 1724, esta obra es estimada sobre todo por el realismo pictórico del coro inicial. Está escrita para contralto, tenor, bajo, coro a cuatro voces, oboe d'amore, dos violines, violín concertante, viola y continuo. El texto sigue de cerca un himno de Lutero. Las cinco estrofas intermedias, ligeramente modificadas por el anónimo libretista, suministran los textos de tres arias y dos recitativos. Las arias se distinguen por su carácter melodioso; los recitativos, por su dramatismo.

En el coro, la voz del tenor presenta una melodía de coral escrita por J. Walther, que el resto de los cantantes rodea de contra-melodías independientes. Esta parte vocal está engastada en un cuadro instrumental de gran poder sugestivo. Al describir las aguas del río Jordán que impetuosamente se abren camino por entre las gargantas rocosas, Bach crea una obra maestra de pintura sonora. Dice Albert Schweitzer que "no es sorprendente que Bach aprovechara la ocasión para describir el movimiento de las olas del un río, pero sí lo es el significado que dio a tal descripción: el músico vio las olas grandes y pequeñas, las olas tranquilas trastornadas por las rápidas y comprendió que este ritmo tan monótono en apariencia era como el resultado de una inaccesible diversidad de ritmos en perpetuo cambio". Por eso llega, con entera naturalidad, a representar las agitadas olas del Jordán por medio de una serie de temas diversos que se producen simultáneamente. El movimiento de las olas es pues, para Bach, comparable a ese "ritmo de las estaciones y remoljno de los mundos" de que nos habla André Marcel.

Los cinco movimientos interiores (tres arias separadas por recitativos) emplean textos de carácter didáctico: en la primera aria el predicador (bajo) enaltece la importancia del bautismo; en la segunda (tenor), dos violines dibujan una alada melodía en la que se ha querido ver representada la venida del Espíritu Santo; y en la tercera (contralto), la adición del oboe d'amore y las cuerdas al continuo contribuye a que la música supere, más que en las dos arias anteriores, la limitaciones doctrinales el texto. El movimiento que cierra la cantata es una majestuosa armonización de coral en la que Bach regresa no sólo a las palabras textuales de Lutero y la melodía de Walther, sino también al coro del comienzo.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved