[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 66: Que los corazones se regocijen
Kantata 66: Erfreut euch, ihr Herzen
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Destinada al lunes de Pascua, esta obra se estrenó el 10 de abril de 1724. No se trata sin embargo de una partitura nueva, ya que la música es básicamente la misma de una cantata que Bach compuso en Cöthen en 1718 para celebrar el cumpleaños del príncipe Leopoldo. Al anónimo libretista de la cantata de 1724 le correspondió la difícil tarea de escribir un texto que se adaptara a la música y al mismo tiempo aludiera a la fiesta pascual. El sentimiento de solemne exultación y los vigorosos contrastes del texto resultan en todo caso apropiados para la ocasión y el Cantor ciertamente los sabe aprovechar. La obra es para contralto, coro, trompeta, oboes, fagot, cuerdas y continuo, y consta de 6 movimientos.

El gran coro de apertura es parecido al del Oratorio de Navidad: su primera sección, de notable brillo instrumental y vocal, presenta temas jubilosos e impetuosas escalas que traducen con propiedad el tema de la Resurrección. En la sección central el ímpetu se aplaca y la escritura diatónica es reemplazada por un audaz cromatismo. Esta segunda sección consiste principalmente en un dúo para contralto y bajo, que una vigorosa intervención de todas las voces interrumpe brevemente. Un corto recitativo conduce a la espléndida aria para bajo, en la que Bach no sólo regresa a la tonalidad y al ritmo sino también al acento jubiloso del coro inicial. El cuarto movimiento es un diálogo entre el Temor (contralto) y la Esperanza (tenor). Se trata de un elaborado recitativo con una sección central (arioso) en forma de dúo. Después de la alegría de la Resurrección, la inclusión de este diálogo se justifica por la referencia al episodio evangélico donde Cristo, en el camino a Emaús, conforta a dos hombres que, con el alma confusa y dolorida, hablan de la muerte "del que había de redimir a Israel". El Temor y al Esperanza vuelven a tomar la palabra en el dúo para contralto y tenor (V), página afable a la que da realce un violín tratado como solista. En el coral conclusivo, la melodía es un himno medieval para la época de Pascua y el texto un Aleluya, tercera estrofa de un tradicional coral luterano.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved