[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 49: Voy y te busco con fervor
Kantata 49: Ich geh und suche mit Verlangen
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Esta obra pertenece a un grupo de cantatas con órgano concertante que Bach compuso durante el verano y el otoño de 1726.Destinada al vigésimo domingo después de la Trinidad, su estreno se llevó a cabo en Santo Tomás de Leipzig el tres de noviembre de aquel año. El Evangelio para ese domingo se refiere a la parábola de la fiesta de bodas según San Mateo (22/1 a 14). De esta parábola, el desconocido autor del libreto no conserva sino la imagen central de las bodas, que convierte en un diálogo entre el novio y la novia, Cristo y el Alma, representados por las voces del bajo y la soprano. Con lo cual no hace más que recrear, de acuerdo con una vieja tradición, los símbolos eróticos del Cantar de los Cantares. Símbolos que Bach transforma, sin violentar el sentido religioso de la obra, en impresiones sonoras de una sensualidad cálida y directa.

Por su carácter de dúo, la cantata 49 no se inicia con un coro ni termina con un coral. El primero de sus seis movimientos es una sinfonía con órgano obligado, cuya música la adaptó Bach del último movimiento de un concierto instrumental que había compuesto probablemente en Cöthen. El segundo movimiento es un aria para bajo, también con órgano concertante, aria que traduce las ardientes palabras del texto: "Voy y te busco con fervor, paloma mía, mi bella amada". Viene enseguida un recitativo para bajo, soprano, cuerdas y continuo, sobre un texto concebido también en el estilo idílico del Rey Salomón. El cuarto movimiento, aria para soprano con oboe d'amore y violoncello píccolo, está dominado enteramente por una melodía de allemanda de expresión casi galante. Después de un segundo recitativo en forma de diálogo, la obra termina con un dúo que incluye la tercera estrofa del himno de Nicolai "Cuán hermosa brilla la estrella matutina". Este final, acaso el movimiento más notable de la cantata, combina elementos concertantes y vocales dentro del marco de una fantasía coral La soprano canta la melodía de Nicolai en largas notas sostenidas, mientras el bajo y el órgano la acompañan apoyados en el vigoroso ritmo de la orquesta. "El gozo terrestre y la piedad, dice Ludwig Finscher, se unen aquí, finalmente, por medio de la música".



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved