[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 178: Si Dios Nuestro Señor no está con nosotros
Kantata 178: Wo Gott der Herr nicht bei uns hält
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Al octavo domingo después de la Trinidad destinó Bach esta obra del segundo ciclo anual de cantatas de Leipzig. Justus Jonas, quien fuera colaborador de Lutero, es el autor del himno sobre el Salmo 124, que el Cantor musicaliza en esta "estricata cantata-coral", y que está en perfecto acuerdo con la idea esencial del Evangelio del día, tomado del Sermón de la Montaña. En efecto, el Salmo 124 es un canto de alabanza por habernos librado Jehová de nuesros enemigos; y la lectura evangélica se refiere principalmente a la advertencia de Cristo sobre los falsos profetas que "vienen vestidos de ovejas pero por dentro son lobos rapaces".

"Las palabras del himno - dice Walter Blankenburg - no se limitan desde luego a esta advertencia sino que expresan también la plenitud de la esperanza cristiana y la confianza en la protección divina". De las seis estrofas de Jonas, seis figuran textualmente en la cantata, todas ellas con la melodía de aquel himno luterano. El desconocido recopilador del libreto sólo modifica las estrofas tercera y sexta para convertirlas en textos de arias, y en las estrofas segunda y quinta interpone entre los versos de Jonas, otros textos de poesía madrigalesca como base de recitativos. Así, la cantata queda dividida en dos partes, cada una compuesta de tres movimientos: coral en su forma original (I y IV), coral con adición de poesía madrigalesca (II y V) y paráfrasis del coral (III y VI). A lo cual sólo se agregan las dos estrofas que constituyen la base del coral conclusivo. En los movimientos II y V, el texto da lugar a esa curiosa y en ocasiones difícil mezcla de recitativo y coral; es decir, a la alternación de partes declamadas y partes melódicas. En el II, el recitativo lo declama la contralto; y en el V, lo recitan el bajo, el tenor y la contralto, mientras el coral lo canta el coro al unísono. Dentro de su disposición simétrica, la cantata reviste notable variedad. Por ejemplo, mientras el coral del primer movimiento está engastado en una parte instrumental independiente, en el cuarto es expuesto por el tenor acompañado de dos oboes d'amore.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved