[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 175: Llamó a sus ovejas por sus nombres
Kantata 175: Er rufet seinen Schafen mit Namen
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

En 1728 Mariane von Ziegler publicó su primera colección de poemas, que incluye los textos de nueve cantatas de Bach. Una de éstas es la 175, para el tercer domingo de Pentecostés de 1725. Al autor no debió parecerle perfecto el texto ya que, entre otros cambios, reemplazó los conjuros sentimentales de la poetisa por un idioma imperativo que se relaciona más directamente con el tema tratado: el de la parábola del redil, según San Juan (10/1 a 11). Los primeros versículos se refieren a las ovejas que siguen al pastor que las llama por sus nombres y huyen en cambio del extraño. El versículo sexto, a la miopía espiritual de quienes no entienden la clara alegoría de Jesús. Y los versículos VII a X, a la forma como Jesús, el Buen Pastor, les explica de nuevo el significado de la parábola. Los cinco primeros movimientos de la cantata se inspiran en estos 10 versículos, y los dos restantes en un episodio de los Hechos de los Apóstoles que narra el descenso del Espíritu Santo sobre los creyentes de la ciudad de Samaria.

Esta cantata es una especie de breve oratorio. Sus siete movimientos (tres arias precedidas de recitativos más un coral) obedecen a un plan orquestal definido: el recitativo inicial y el aria para contralto que le sigue, incluyen tres flautas dulces que ambientan la escena pastoral; el recitativo para tenor no emplea más acompañamiento que el continuo; el aria siguiente, para la misma voz, es con obligado de chelo piccolo; en el quinto movimiento, la contralto canta en un recitativo "secco" el versículo sexto del Evangelio, mientras el bajo, apoyado en las cuerdas, moraliza sobre la ilusa razón humana. La agitada aria del bajo presenta una combinación instrumental inusitada: dos trompetas y continuo. En el último movimiento, las cuerdas doblan la línea del coral, mientras las tres flautas, dos de las cuales forman un grupo independiente, nos llevan de nuevo al ambiente pastoral del comienzo de la obra.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved