[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 174: Amo al Altísimo con devoción profunda
Kantata 174: Ich liebe den Höchsten von ganzem Gemüte
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Esta obra fue escrita para el lunes de Pentecostés de 1729, que cayó el cinco de junio. El libreto, tomado de ciclo anual de Picander para el año 1728, tenía solamente cuatro números. Se presume que al parecerle insuficientes, Bach decidió agregarles una "sinfonía" en calidad de preludio. Eligió para ello el primer movimiento del tercer Concierto Brandenburgués, en el cual había utilizado únicamente instrumentos de cuerda. Como el carácter de la cantata exigía una instrumentación más vistosa, añadió dos trompas da caccia, dos oboe y un oboe tenor (taille). En su parte vocal la partitura incluye contralto, tenor y bajo y no emplea el coro sino en el coral conclusivo. El Evangelio se refiere al amor de Dios al mundo (San Juan 3/16 a 21). Tema que el libretista complementa con el amor de los cristianos por su Creador.

Aunque la sinfonía expresa el carácter festivo de Pentecostés, no tiene relación con el texto de los cuatro números vocales. Sin embargo, el movimiento resulta de muy grata audición en su nuevo formato. El grandioso bullicio de este preludio contrasta con el carácter apacible del movimiento que sigue, un aria para contralto en donde una melodía pastoral traduce las palabras del título. Los dos movimientos siguientes son un recitativo para tenor y un aria para bajo, en los que reaparece la rica distribución de las cuerdas de la Sinfonía. Una delicada sonoridad producida por los violines y las violas al unísono constituye la base de este recitativo cuyo texto habla de cómo Dios sacrificó a su hijo para redimir a los pecadores. De nuevo los violines y las violas al unísono dan apoyo al aria del bajo, en la que un gozoso ritmo de marcha simboliza la firmeza de la fe expresada por el texto. Todas las voces y los instrumentos, con excepción de las trompas, musicalizan en el coral conclusivo la primera estrofa del himno de Martin Schalling "Te amo, Señor, con todo mi corazón".



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved