[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 170: Delicioso descanso, amado deseo del alma
Kantata 170: Vergnügte Ruh, beliebte Seelenlust
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Esta cantata para contralto sola, una de las ocho con órgano obligado escritas por Bach y en la que se expresa el ansia de la muerte, se destinó al sexto domingo después de la Trinidad de 1726. El tema opone la rectitud del cristiano a la hipocresía de los fariseos. Dicho tema, como anota Murray Young, debió parecerle a Bach muy aceptable porque ridiculiza el egoísmo y los odios que le reprochaba a la moderna sociedad de Leipzig

La cantata 170 consta de tres arias separadas por recitativos. En el aria inicial, donde se combinan maravillosamente la belleza melódica y la profundidad intelectual, la contralto celebra el sosiego que encuentra el alma después de la muerte. Un ritornelo instrumental de ocho compases forma la estructura de este movimiento. El primer recitativo, amonestación vehemente al pecador, sirve de transición al aria siguiente, en la que Bach en lugar de instrumentos melódicos emplea el órgano como solista. Después de esta aria llena de acentos dolorosos sigue el segundo recitativo, que traduce el ambiente transfigurado del texto ("¿Quién, entonces, desearía vivir en el mundo, cuando en lugar de amor sólo ve en él odio y maldad?"). En la tercera aria, la voz del creyente expresa el cansancio de vivir y suplica al Señor que lo acoja en la mansión del reposo. Pero la música contradice el ruego al expresar una vigorosa alegría de vivir, la victoria sobre los pensamientos sombríos. De este modo logra Bach que el amor a la vida, la tranquila aceptación de la muerte y el reproche personal se conjuguen en uno de los más conmovedores manifiestos de su arte.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved