[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 152: Caminad por los senderos de la fe
Kantata 152: Tritt auf die Glaubensbahn
Cantata Religiosa Compuesta en

Esta obra para soprano y bajo, que Bach compuso en Weimar en 1715 para el primer domingo después de Navidad, nos lleva del clima arcaico de otras cantatas suyas de aquel período, a ese nuevo mundo de la expresión vocal que, a ejemplo de la ópera italiana, sólo emplea recitativos y arias. La inspiración del músico, estimulada esta vez por un libreto excelente de Salomo Franck, produce una obra singularmente grácil y amable. Este libreto se apoyas en el Evangelio según San Lucas (2/33-40), en donde Simeón profetiza que el Niño ha venido "para caída y para redención de muchos en Israel".

Los instrumentos empleados (flauta dulce, oboe, viola d'amore, viola da gamba y continuo) dan a la obra, al decir de Werner Neuman, "un color delicadamente argentado que no volveremos a encontrar en ninguna otra obra suya".

El "concerto" de apertura es una página bipartita (adagio- allegro) que nos subyuga con su transparencia y cuyo tema parece sugerir los pasos del creyente que camina alegremente por el camino de la fe. La cantata propiamente dicha está formada por tres arias con recitativos intercalados. En la primera, el bajo y el oboe prolongan el motivo de marcha del concerto. El primer recitativo, también en la voz del bajo, declama las mencionada profecía de Simeón. Punto culminante de la cantata es el aria de la soprano (cuarto movimiento), en cuyas notas parecen resonar los cantos navideños. Después del segundo recitativo, donde el bajo se refiere a la vanagloria de los eruditos, la obra finaliza con un dueto que reviste con ritmos de danza el diálogo entre Jesús y el alma. De esta cantata no se conserva el coral conclusivo.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved