[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 133: Me regocijo en tí
Kantata 133: Ich freue mich in dir
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Compuesta para el tercer día de Navidad, esta cantata-coral se distingue por su carácter ligeramente arcaico y su espíritu popular. Terry, Spitta, Neumann y Murray Young la sitúan en 1735 o 1737; autores más modernos dan como cierto el año de 1724. De sus seis movimientos, el primero y el último emplean textualmente las estrofas primera y cuarta de un coral de Gaspar Ziegler (1697). Los restantes movimientos musicalizan paráfrasis de otras estrofas del mismo himno. El Evangelio del día se refiere al Verbo hecho carne según San Juan (I/1 a 14), tema que se refleja en todo el libreto.

En el primer movimiento los instrumentos (trompa o cornetto, dos oboes d'amore, cuerdas y continuo) tejen un brillante contrapunto de estilo y proporciones sinfónicas, y se entremezclan con los sencillos versos del himno cantados por el coro. El eje de este contrapunto es un tema que traduce las palabras "Oh cuán dulces acentos". El aria para contralto (II), donde los oboes prolongan la cálida pulsación del coro inicial, adquiere una expresión conmovedora cuando el texto evoca el encuentro directo del hombre con Dios. El aria para soprano (IV), que sucede a un corto recitativo, es el punto culminante de la cantata. Este movimiento, relacionado temática y musicalmente con el coro y la primera aria, es música transparente y llena de candor. A la melodía inicial, confiada a las cuerdas, responde una figura de 16 notas en los registros bajos. Este carácter de diálogo se presenta igualmente cuando los instrumentos responden a la soprano, "como si aquellos representaran la música de los astros, o de los ángeles, y la voz solista encarnara al hombre que la escucha" (Sidney Finkelstein). Esta página extraordinaria incluye una sección central lenta que expresa las palabras "De la más dura piedra ha de ser el corazón de aquel que no recibe a Jesús con regocijo". Un segundo recitativo, "El temor y la tristeza ya no turbarán mi corazón", conduce al sencillo coral con que concluye la cantata.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved