[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 130: Señor Dios, todos te alabamos
Kantata 130: Herr Gott, dich loben alle wir
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Bach compuso cuatro cantatas para la fiesta de San Miguel (19, 50, 130 y 149) cuyos coros resonantes y jubilosos muestran el poderoso atractivo que esta fiesta ejerció sobre él. La 130 es una cantata-coral estrenada el 29 de septiembre de 1724. La epístola del día se inicia con las siguientes palabras del Libro de la Revelación de San Juan: "Hubo entonces una gran batalla en el cielo"; y continúa con la descripción del triunfo de Miguel sobre el dragón. Del himno de Paul Eber para ese domingo, el anónimo libretista tomó los versos I, XI y XII para los movimientos extremos y parafraseó los restantes. Este libreto le inspiró al Cantor una de sus más emotivas cantatas.

La obra consta de un coro, dos arias precedidas de recitativos y un coral. En el coro las sopranos cantan la melodía del himno, mientras las tres voces inferiores exponen otros temas que abundan en escalas raudas y vigorosas. La orquesta, dividida en tres grupos -- cuerdas, oboes y trompetas más timbales- es el protagonista de este movimiento en el que Bach obtiene asombrosos efectos mediante el juego contrastado de esos grupos. Un recitativo "secco" para contralto termina con una admonición contra el poder de Satanás y conduce a una soberbia aria para bajo, cuyo texto se inicia con las palabras "El viejo dragón se abrasa de codicia". El movimiento está escrito para una inusitada combinación de instrumentos, tres trompetas, timbales y continuo, enfrente de los cuales el bajo canta frases de tremenda fuerza y agitación. La orquesta más bien maciza de este movimiento contrasta con el acompañamiento de cuerdas del recitativo-dúo para soprano y tenor que le sigue, y cuya música trae a la escena un aire de frescura. El quinto movimiento es un aria para tenor con acompañamiento de flauta. En contraste con la turbulenta aria del bajo, este trozo es una canción ligera en estilo de gavota que describe al príncipe de los querubines y su viaje al cielo en la carroza de Elías. Las sombras de la infernal amenaza se han disipado y en el coral conclusivo, acompañado por toda la orquesta, los fieles elevan al Señor un himno de alabanza y agradecimiento.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved