[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 120: Dios, te alabamos en la quietud
Kantata 120: Gott, man lobet dich in der Stille
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Esta obra fue compuesta para los servicios religiosos que se llevaron a cabo los días 25, 26 y 27 de junio de 1720 en las iglesias de Leipzig, con motivo de las fiestas conmemorativas del segundo centenario de la Confesión de Augsburgo (profesión de fe que los luteranos presentaron a la Dieta de Augsburgo en 1570). El libreto, de autor desconocido, reúne citas de los Salmos, versos de invención libre y, como conclusión, la cuarta estrofa del Te Deum alemán de Lutero. La obra, en seis movimientos, es para soprano, contralto, tenor y bajo, coro, tres trompetas, timbales, dos oboes d'amore, cuerdas y continuo.

Los dos primeros movimientos son un aria para contralto y un coro, con lo cual ha quedado invertido el orden habitual. Una amplia siciliana en los oboes y las cuerdas constituye el acompañamiento del aria, cuyo texto es el versículo primero del Salmo 65, que dice: "Dios, te alabamos en la quietud de Sion, y a tí se pagarán los votos". Para expresar la alabanza, Bach crea una página íntima, casi galante y asombrosa por su sonoridad "moderna". El Coro, en el que las trompetas y la percusión se añaden a los otros instrumentos, es un imponente y jubiloso canto de alabanza. En su breve recitativo (III), el bajo celebra un caso particular: el orgullo que sienten los ciudadanos de Leipzig por sus hermosos tilos. Pero los convoca también para que, en una imploración colectiva, supliquen a Dios que bendiga a la ciudad, a su país y al Concejo recientemente elegido. El cuarto movimiento es una aria para soprano. Acompañada por las cuerdas en una melodía adagio-cantabile, la soprano se expresa con acentos inesperadamente melancólicos. Las dos ultimas estrofas se basan en el versículo 10 del Salmo 85: "La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron". El segundo recitativo lo confía Bach al tenor que, acompañado por las cuerdas, pide al Señor que bendiga al nuevo gobierno para que así se elimine la maldad y florezca la justicia en los hogares. Este solemne recitativo conduce al coral conclusivo, cuya música la concibe el Cantor en un idioma directo y sin adornos.



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved