[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 118: Jesucristo, luz de vida
Kantata 118:
Cantata Compuesta en

A falta de una clasificación más apropiada, este motete se incluye entre las cantatas religiosas. Se trata de un extenso coral, acaso el más profundo y conmovedor de los corales bachianos, compuesto para unas exequias. El texto es la estrofa primera de un himno fúnebre de Martin Behm (1557-1622), que Bach musicaliza con la melodía anónima "Señor, cuánto dolor aflige mi alma".

Esta obra la comenta Karl de Nys como sigue: "Los cuatro versos de la estrofa evocan el peso del pecado sobre el alma del hombre y la condición de éste como peregrino en la tierra, condición demostrada por Jesucristo, "luz de vida'. No se conoce la fecha exacta de composición de este motete. Es evidente sin embargo que data de los últimos años de la vida del Cantor. Se ha propuesto la hipótesis de que la primera de las dos versiones conocidas de la obra, la que emplea por acompañamiento una orquesta de cobres sin bajo continuo, puede ser de 1736 o 37; mientras que la versión para dos trompas, tres oboes y cuerdas se ejecutó posiblemente el 4 de octubre de 1740, durante las honras fúnebres del conde Joachim Friedrich von Fleming. La melodía del coral de Behm la cantan las sopranos. Las tres voces inferiores interpretan el texto, a menudo con mucha fantasía, como puede verse en el motivo cromático descendente del continuo, y también, más adelante, en la línea de los tenores cuando el texto alude al "peso del pecado". Pero sobre todo ello resulta asombroso el sentimiento de paz transfigurada que emana de esta partitura, más acentuada cuando se dice que no somos más que "huéspedes en la tierra". La parte instrumental, especialmente en la introducción y la conclusión, traduce ese carácter muy especifico de la tonalidad de si bemol mayor que encontramos en el último de los conciertos para piano de Mozart. Verdadera traducción a sonidos de esa paz que supera todo entendimiento y no parece de este mundo: transfiguración, luz del más allá... las palabras no podrán describir esta obra maestra".



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved