[ Primera Página ]         [ Introducción ]         [ Sobre el Autor ]         [ Mapa del Sitio ]    
Cantata 108: Os conviene que me vaya
Kantata 108: Es ist euch gut, daß ich hingehe
Cantata Religiosa Compuesta en Leipzig

Esta obra, que Bach destinó en 1725 al cuarto domingo después de Pascua, se basa en un libreto de Mariane von Ziegler que gira alrededor de dos citas del Evangelio para ese domingo (San Juan, 16/5 a 15). La primera dice: "Os conviene que me vaya, porque si no me fuere, el Espíritu Santo no vendría a vosotros; mas si me fuere os lo enviaré". Las palabras de la segunda cita, "Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad", no hacen más que ampliar el sentido de la anterior.

Estas dos citas son la base de los movimientos primero y cuarto, que constituyen a su vez el centro de gravedad de la partitura. El primero es un arioso (un aria en realidad) en donde el bajo representa la voz de Cristo, a la cual se agrega el amplio y radiante canto del oboe d'amore. El cuarto es un magnífico motete dividido en tres fugas separadas, con las cuerdas y los oboes como refuerzos de la parte vocal. Los otros movimientos, que interpretan ciertos aspectos particulares de la lectura evangélica, revisten una importancia comparativamente menor. El aria para tenor (II) es un cuadro musical de mucha fuerza expresiva, en donde el violín concertante subraya las palabras claves "Zweifel" (duda), "Glaube" (creo) y "Gehst du fort" (aunque te vayas). El recitativo para tenor (III) anuncia con sus ricas armonías la densa expresión del mencionado motete. En el penúltimo movimiento, aria para contralto con acompañamiento de cuerdas y una parte destacada del primer violín, Bach emplea un ritmo de danza y una tierna melodía para traducir las palabras "Concederás el deseo de mi corazón". El final es un coral ricamente armonizado sobre el himno de Paul Gerhardt "Dios, el Padre, envió su Espíritu".



Copyright 2000-2007 Julio Sánchez Reyes - Todos los derechos reservados - All Rights Reserved